Contamos con el servicio de examen de test para la detección del coronavirus (COVID-19)

Reservar TEST COVID-19

Blog - Notas

Cáncer de Mama: Recomendaciones para reducir el riesgo

El cáncer constituye, junto con las enfermedades cardiovasculares, el problema más importante de salud pública de nuestros tiempos a nivel mundial. Según datos de Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer, se diagnostican cerca de 2000 nuevos casos por año. Lo que significa que 5 mujeres uruguayas son diagnosticadas de cáncer de mama por día, por ello se ha convertido en la primera causa de muerte por cáncer en mujeres uruguayas.

Cuando hablamos de prevención del cáncer, podemos referirnos fundamentalmente a dos aspectos:

  1. Uno de ellos es la prevención primaria, que consiste en reducir la incidencia de la enfermedad a través de evitar la exposición a determinados factores causales cuya presencia es necesaria o favorece la aparición de la enfermedad oncológica.
  2. La prevención secundaria trata de detectar lo antes posible los tumores en personas sanas para que, a través de una intervención apropiada en esta fase precoz, se pueda modificar la historia natural de la enfermedad.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre un 30% y un 50% de los casos de cáncer son evitables. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas de base científica.

 

Cerca de un tercio de las muertes por cáncer se deben a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos:

  1. Consumo de tabaco y alcohol.
  2. Índice de masa corporal elevado.
  3. Ingesta reducida de frutas y verduras.
  4. Falta de actividad física.

El concepto de estilo de vida saludable, de forma resumida, englobaría los siguientes aspectos:

  1. Un peso corporal normal (IMC: 18,5-24,9 Kg/m2).
  2. Evitar los alimentos que promueven el aumento de peso (bebidas azucaradas y comida rápida).
  3. Realizar alguna actividad física durante, al menos, 30 minutos al día.
  4. Lactancia para las mujeres (si es posible), comer principalmente alimentos de origen vegetal, limitar el consumo de carnes rojas, evitar las carnes procesadas, y limitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  5. En líneas generales, un consumo abundante de cereales, legumbres, frutas y verduras resultan beneficiosos para reducir el riesgo de cáncer, particularmente de tumores digestivos (esófago, estómago, colon, recto).
  6. También la conservación de alimentos en salazón o ahumados incrementa el riesgo de cáncer gástrico, junto con la infección por H, pylori; y la contaminación de algunos alimentos con aflatoxinas (frutos secos), incrementa el riesgo de cáncer de hígado.
  7. Diversos factores determinantes del peso corporal (como la actividad física, la ingesta energética total, el consumo de tabaco y alcohol) influyen por separado en el riesgo de padecer cáncer, por lo que es difícil determinar el efecto preciso de la obesidad, la actividad física y la dieta, sin relación con otros hábitos y por separado.
Compartir en redes sociales:
Facebook Twitter
Fecha de publicación:

Martes 18/10/2022

Categorías:
Array
(
)