Contamos con el servicio de examen de test para la detección del coronavirus (COVID-19)

Reservar TEST COVID-19

Blog - Notas

Antialérgicos: ¿qué tenés que saber?

La Histamina es una sustancia que está normalmente almacenada en distintas células y tiene funciones importantes tanto a nivel del sistema inmunitario como nervioso. Sin embargo, también es uno de los mediadores principales de las reacciones alérgicas, generando inflamación. Es por esto, que muchos de los antialérgicos que se utilizan buscan bloquear la acción de la histamina (antihistamínicos).

¿Qué tipos de antialérgicos existen?

  • Los antihistamínicos de primera generación (por ejemplo: clorfeniramina, difenhidramina):

Son de corta duración de acción.
Como llegan al sistema nervioso central (SNC), pueden producir efecto sedativo y potenciar el efecto de otros depresores del SNC.
En algunos casos pueden provocar estreñimiento, retención de orina y sequedad de boca y mucosas.
No se recomiendan usar en niños menores de 2 años ni en pacientes mayores de 65. 

 

  • Los antihistamínicos de segunda generación (por ejemplo: loratadina, fexofenadina):

Poseen mayor duración de acción.
No llegan a nivel del sistema nervioso central, por lo que la acción sedante es mínima.
No provocan estreñimiento, retención de orina ni sequedad en la boca y mucosas..

  • Las asociaciones de antihistamínicos con corticoides (por ejemplo: loratadina con dexametasona):

 

Están indicadas para cuadros alérgicos agudos.
No son adecuados para tratamientos largos.
En caso de ser indicados por más de 3 días es recomendable bajar la dosis progresivamente y eventualmente continuar el tratamiento con un antihistamínico sin corticoides.

 

 

Compartir en redes sociales:
Facebook Twitter
Fecha de publicación:

Lunes 13/09/2021

Categorías:
Fuente:
-

Consultas farmacéuticas

¿Tenés una consulta sobre medicamentos, tests, servicios, enfermedades o de un artículo del Blog?

Consúltanos aquí
Array
(
)